Un día en las Islas Cíes

Si no te interesa un poco de contexto, pasa directamente a “Cosas tener en cuenta…” ▼

Hace millones de años el mar comenzó a penetrar en el noroeste de la península ibérica dejando bajo el agua inmensos terrenos de la costa gallega. Así se formaron las rías, por la subida del mar o el hundimiento de la costa o por darse las dos situaciones a la vez. Hace 66 millones de años (año arriba año abajo) el hundimiento de parte de la costa dejó paso al agua generando la que ahora es la ría más profunda de las Rías Baixas, la Ría de Vigo. En el extremo de esta ría emergen las Islas Cíes, que no son, ni más ni menos, las cumbres de las sierras costeras que quedaron bajo el mar hace millones de años.

Contextualizado el lugar, en la actualidad las Islas Cíes son tres islas: Isla del Sur (o de San Martiño), Isla del Medio (o do Faro) e Isla Norte (o de Monteagudo). Sobre el mapa podríamos creer que son dos islas, pero no, son tres ya que la Isla del Norte y do Faro están unidas por una plataforma artificial a un lado y por la conocida como Playa de Rodas al otro, una pasarela de 1,5 km que, sorprendentemente, se ha ido generando de manera natural entre las dos islas. Milagros de la naturaleza… Esta playa es lo más característico de las Islas, al referirse a ellas The Guardian en 2007 como la mejor playa del mundo equiparable a las playas del Caribe. Y yo pensaría lo mismo si no fuera porque al meter el pie en el agua queda claro que no estás en el Caribe. A la isla Sur no puedo hacer referencia porque solo se puede acceder a ella por barco privado y con permiso de fondeo, el cuál no era mi caso, pero de lejos también es muy bonita…

Cosas a tener en cuenta...
  • Compra ticket con antelación, especialmente en temporada alta es posible que necesites varias semanas. El aforo es limitado por día (y se agradece que sea así).
  • ¡Protege tu ticket con tu vida! Es indispensable para salir de la isla, si lo pierdes tendrás problemas.
  • Si te gusta la fotografía, lleva tu mejor cámara porque verás paisajes que merecen la pena. Yo no la llevé por ir más ligera y me arrepentí enormemente. Un gran angular te permitirá sacar fotos espectaculares y un tele puede darte mucho juego porque hay “animalitos” que se prestan a ser fotografiados.
  • No vayas muy cargado/a para poder hacer rutas tranquilamente. Podrás sobrevivir un día sin muchas cosas materiales.
  • Si vas a caminar por las rutas, lleva calzado adecuado, al menos cerrado. Como poder se puede hacer en chanclas, pero te irás clavando todas las piedras del camino. No es cómodo.
  • Ten en cuenta que vas a una reserva natural que no tiene para tirar basura. Lo que lleves, te lo traes de vuelta.

Cómo llegar a las Cíes

El ticket se puede comprar online con un coste de unos 16 euros ida y vuelta (a fecha septiembre 2017). Si la web da problemas llama por teléfono, las Cíes suelen estar muy solicitadas y pueden haber quitado la venta online. En mi caso es lo que nos pasó debido a las polémicas de semanas anteriores por exceso de visitantes. Viajamos con Piratas de Nabia y todo estupendo. Para validar tu ticket online, tienes que presentarte en taquilla unos 20-25 minutos antes de la salida y te darán el ticket físico. A veces te dicen que tienes que estar en la cola media hora antes, pero tampoco es necesario tanto tiempo ni para la ida ni para la vuelta, con 15-10 minutos es suficiente.

El viaje en el ferry te lo recomiendo en la parte superior. Son unos 35 minutos y la verdad es que, aunque puede hacer bastante frío por la velocidad, merece la pena… y siempre te puedes cubrir con la toalla. Ver cómo te acercas y las islas se van haciendo cada vez más presentes, la verdad es que sorprende.

Qué hacer en las Cíes

Si es la primera vez que visitas las islas y tampoco es algo que repetirás (si eres de lejos, seguramente sea así), lo primero que tienes que hacer es planificar bien tu día para aprovechar todo lo que te ofrece. Verás a gente que va simplemente a pasar un día de playa, otros solo a pasear sus rutas y otros, como era mi caso, disfrutar de sus playas y descubrir sus vistas. Si esta es tu intención, espero que este artículo te facilite el día.

Mapa de las rutas por las Islas Cíes. Fuente: piratasdenabia.com

Con tiempo de unas 8 horas en la isla (salimos de Vigo a las 11:00 y volvíamos en el barco de las 19:30) decidimos dividir la jornada en una ruta y un rato de playa por la mañana y lo mismo por la tarde. El gran dilema era cuál de las cuatro rutas elegir, pero en Información nos dieron un buen consejo: si buscábamos disfrutar la isla de la forma menos masificada posible, mejor la isla Norte por la mañana y do Faro por la tarde. Esto nos ayudó mucho a decidir y la verdad es que el resultado fue el esperado.

Para la mañana elegimos la ruta que lleva a Alto do Principe. Es la más fácil y corta, con un ascenso poco pronunciado, solo un poco más en la parte final. Te indican que tardarás unos 45 minutos pero la verdad es que a paso normal lo hicimos en unos 30-35 de subida y 20 de bajada. Es un sendero entre árboles casi todo el tiempo en sombra, lo que facilita mucho la caminata. Justo al abordar su último repecho tras una curva descubrirás unas vistas increíbles de la isla.

El final de la ruta te regala unas vistas espectaculares.
Sube hasta la parte más alta, la silla de la reina, porque verás las dos caras de la isla a la vez: playa y acantilados.

Tras el “esfuerzo” de la primera ruta, elegimos Playa de Figueras (o Playa de los Alemanes) para la primera parada. Está justo al bajar (de hecho la ves a la ida) y nos indicaron que suele estar más tranquila por la mañana y tiene sombra, ya que los árboles empiezan justo en la playa. Efectivamente, a pesar de las noticias de las últimas semanas de que las Cíes estaban saturadas de turistas por abuso de las navieras, y quizás influenciado por ser el primer fin de semana de septiembre, la playa estaba estupenda bastante lejos de tener un exceso de gente.

Ten en cuenta que hacia la izquierda es zona más de nudismo, pero además, por esa zona encontrarás otra cala muy pequeña separada de la principal por unas rocas que también es accesible. Si te has traído comida, este es un buen momento para coger fuerzas. Y ¡cuidado con las gaviotas! no les enseñes mucho la comida si no quieres perderla.

Playa Figueras tiene un fácil acceso y cuenta con arboleda para quienes no aguanten mucho el sol.
Playa Figueras es menos multitudinaria si lo que buscas es tranquilidad, ya que también es la más alejada del camping.

Otra opción puede ser comer en el restaurante/bar. Hay 3 opciones en la isla: una de bocadillos y dos de raciones. Si estás en Playa Figueras la opción más cercana es el restaurante que está junto al muelle. Yo elegí la opción de llevar unos sandwiches porque leí que el restaurante era caro. A ver, es caro depende de de dónde vengas, en mi caso de Madrid, por lo que no me parecieron precios nada desorbitados, diría que hasta bastante normales. Los otros dos bares se encuentran en la zona cercana al camping.

Para la tarde dejamos la zona de Isla do Faro. Aquí hay dos rutas posibles y, aunque la más larga pueda intimidar, merece mucho la pena hacerla ya que te desplazas hasta allí porque el punto más alto te reserva unas vistas únicas y 360º de las islas y la ría. Llegar a Monte Faro (o Faro de Cíes) son unos 3,5km con una pendiente bastante pronunciada en su parte final. Puedes echar entre 1 hora y 15 o 30 minutos en subir a paso normal y unos 45 minutos en bajar.

El camino se inicia desde la Playa de Rodas y la primera parada es el lago creado por el dique que une la isla del Faro de Monteagudo y la propia playa, una zona de agua tranquila y semi-estanca que depende de la subida de la marea. Al otro lado también tendrás unas bonitas vistas del Atlántico rompiendo contra las rocas. Conserva variedad de peces y, con suerte, podrás ver bancos de peces, pulpos, centollas, sepias… Muy entretenido 🙂 Te recomiendo tener cuidado de no caer y tener cuidado de que el viento se lleve algo porque lo puedes dar por perdido.

Tras el lago pasarás por el lateral del camping y, a partir de ahí, comienza de verdad el camino (por cierto, también encontrarás los únicos baños de la isla) primero por un terreno asfaltado y después por terreno bastante empedrado. El camino te irá descubriendo vistas espectaculares de la Isla del Sur, la ría y el Atlántico. Los últimos 500 metros son un tramo en zigzag que intimidan… pero llegados allí, ¡no te eches atrás!

El camping es el único alojamiento en las Cíes. Puedes alquilar tienda o llevar la tuya propia.
El tramo final del faro de Cíes es en zigzag.
En la subida descubrirás otra pequeña cala, Playa de Nuestra Señora.
El punto más alto te permite unas vistas completas del entorno y perder la vista en el Atlántico.
La cara Este de la isla sorprende porque es bien distinta, de formación rocosa por los vientos que recibe del Atlántico. Un escenario digno de Juego de Tronos 🙂

Tras subir y bajar y hacer más de 7km de ruta por la montaña, acaba el día en Playa de Rodas y así dejas lo más popular de la isla para el final. A esas horas ya hay gente que se ha marchado o está esperando el ferry, por lo que es el mejor momento para disfrutar de la playa más tranquila y pasear recorriendo su orilla. Ya puedes relajarte hasta que quieras, o hasta que salga tu barco.

Las Playa de Rodas fue elegida referida por The Guardian en 2007 como la mejor playa del mundo.

Y si quieres darte un último homenaje y disfrutar de un último momento, puedes comprar una cerveza en el restaurante junto al muelle y sentarte en la piedra que tienen fuera con vistas a la ría a esperar a que lleguen a recogerte 🙂

¡Hasta otra Islas Cíes!

¿Te ha sido útil esta info? Deja una reacción… ? 😛 ▼

Say Something