5 consejos para conocer Roma de una manera diferente

Si no te interesa un poco de contexto, pasa directamente a «Cosas a tener en cuenta…»

Antes de nada, empezaría diciendo que estos consejos, o más bien sugerencias, son aplicables a casi cualquier ciudad que visites.

A veces cuando viajamos nos obsesionamos con verlo todo, en exprimir el tiempo al máximo. Sin duda, es una forma de turismo, pero hoy quiero compartir otra forma que a mi, personalmente, se me hace más placentera para conocer no solo lo que hay-que-ver sino también para vivir-la-ciudad.

Roma es una ciudad de referencia a nivel turístico, habitual en el top10 de ciudades más visitadas con más de 9 millones de visitantes el año pasado. Tal es la cantidad de turismo (en Roma y en Italia en general) que se plantean medidas para regularlo. El Coliseo, Fontana di Trevi, el Vaticano, basílicas, iglesias, plazas, jardines, palacios… muchos son sus símbolos y más sus lugares que visitar. Siempre se ha dicho que Roma no se visita en un fin de semana, y es cierto, por eso igual no hay que morir en el intento y merece la pena disfrutar la ciudad de forma menos acelerada pero invitando a una experiencia más especial.

En esta ocasión, a diferencia de otros artículos, no voy a pararme a detallar un contexto, porque Roma no se puede resumir en dos párrafos. Así que, al grano 🙂

Cosas a tener en cuenta...
  • En verano hace un calor de muerte, ¡evítalo!
  • Lo del calzado cómodo no es tontería, el centro de Roma no conoce aún el asfalto.
  • El agua es barata, no te preocupes :).
  • El tiempo es oro, no lo tires en largas colas.

Planifica

Mucho va a depender de cuántos días vayas, pero si hay cosas que quieres ver sí o sí, si es posible no lo dejes sin preveer. Establece lo indispensable y lo opcional y repártelo de forma adecuada, teniendo en cuenta las zonas en las que están y el tiempo estimado que se puede dedicar en cada uno.

Por ejemplo, dividimos Roma en tres partes y decidimos dedicar una mañana a cada una. De esta manera optimizas las rutas. También identificamos en cada zona lo indispensable que queríamos visitar con más detenimiento y lo que solo requería una «pasada».

En esta planificación, te recomiendo coger con antelación por Internet todos los tickets que puedas (y que la economía te permita). Con muchos de ellos te puedes saltar colas, que es tiempo ganado. Las visitas guiadas también pueden ser muy adecuadas, pero te ofrezco una alternativa en el punto 3 🙂

Divide y vencerás

Dividir la jornada te permitirá disfrutar el día y la noche. Muchas veces sales del hotel y no vuelves hasta el final del día. Mi recomendación para disfrutar también la noche en Roma es cortar el día después del almuerzo, a media tarde, para descansar un poco y poder aprovechar la tarde-noche y noche en la ciudad, que te regalará una luz muy diferente a la del día y rincones con encanto.

Busca tus recursos

Roma se puede volver muy cara si sacas ticket para todo, ya que saltarte colas o coger guías encarece. Siempre puedes llevar tu propio libro guía, pero es cierto que, por espacio, suelen darte unas pinceladas y profundizan poco. Te cuento dos alternativas:

  • Puedes consumir tu tarifa de datos como si estuvieras en España, así que puedes buscar toda la información en cada punto de interés.
  • Existen audio guías que te puedes llevar en tu móvil y escucharlas en cada punto de interés. Te recomiendo esta opción porque hay guías que están bien pero que muy bien.

Este sistema te ahorrará mucho dinero en visitas que puedes dedicar a ver otros sitios o a pagar tickets para saltarte las colas.

Mézclate y sal de lo turístico

Esencial, salte de lo turístico, especialmente en el tema de restauración. Seguro que hay una heladería tradicional que es mejor que la magestuosa cadena de heladerías que impresiona a los turistas, que hay restaurantes pequeños poco fastuosos en el exterior que guardan cocina tradicional, o que alejándote un poco del centro, encuentras restaurantes de moda donde van los «locales». Allá donde veas italianos, será una buena señal.

Busca experiencias propias

Si una experiencia tiene Roma son sus atardeceres. Las colinas de la ciudad te permiten encontrar skylines de atardeceres (o amaneceres) bellísimos, si te gusta disfrutar de estos momentos, te recomiendo ir cada tarde a un mirador diferente y ver caer la noche.

No te sientes en las plazas más populares, ¡no! Bueno, haz lo que quieras pero no te lo recomiendo, te recomiendo pasear y perderte en calles para encontrar otros lugares con más encanto.

Escápate a los alrededores

Si cuentas con tiempo, alquila un coche y muévete. En los alrededores de Roma encuentras palacios impresionantes. A veces sorprende cómo la ciudad está tan masificada y los alrededores esconden joyas incluso mejores y menos abarrotadas.

Bonustrack

Algunas fotografías de Roma.

Say Something